Inicio | Aviso Legal - Política de privacidad | Contacto

Depresión y Ansiedad en el Anciano

FACTORES DE RIESGO PARA LA DEPRESIÓN EN EL ANCIANO.

En este tema hay que tener muy presente que la depresión es muy común entre la población anciana, y que está muy infradiagnosticada e infratratada, por lo que se debe esforzarse en identificar a aquellos ancianos en situación de riesgo, y así tratar el problema y lograr disminuir el grado de sufrimiento personal y la incapacidad funcional y física que puede producir.

Factores de riesgo que nos encontramos en los ancianos son.Factores biológicos: Los Juegan un papel importante los antecedentes familiares y los antecedentes personales, por lo que se indagará si ha habido episodios previos. Predomina en sexo masculino cuando sobrepasan los 80 años y por debajo de esta edad el sexo femenino.

Factores médicos: Se deben tener en cuenta, por la alta frecuencia con la que coexisten la depresión y la enfermedad física, teniendo que tratar correctamente ambas patologías.Puede estar asociada a:Enfermedades crónicas, especialmente las relacionadas con el dolor o pérdida funcional,

Enfermedades terminales, como las oncológicas,

Deprivación sensorial, como auditiva o visual,

Enfermedades específicas como:

Neurológicas destacan los síntomas depresivos de las encefalopatías vasculares (ACVA, multiinfartos cerebrales...). El mayor factor de riesgo tras un ACVA es si existe afectación del hemisferio izquierdo, sobre todo frontal y/o afasia, historia anterior de trastornos psiquiátricos o escaso apoyo socio-familiar.

En la enfermedad de Parkinson, más del 50% de pacientes tienen además una depresión, en ocasiones, agravada por los antiparkinsonianos.

Dentro de este grupo también está al epilepsia, los traumatismos craneoencefálicos y los tumores craneales.

En las enfermedades neoplásicas, destacan el cáncer de cabeza de páncreas y la carcinomatosis diseminada.

Dentro de las infecciosas se encuentran las neumonías víricas, la TBC y la neurosífilis.

En procesos inflamatorios, hay que tener presente la arteritis de la temporal, la artritis reumatoide y LES.

Como factores nutricionales, el déficit de vitamina B12.

También se ha encontrado relación con enfermedades cardíacas, como la cardiopatía isquémica, en un 45% en enfermos ingresados, persistiendo en un 33% tres meses después.

La aparición de depresión también puede estar condicionada por fármacos de uso habitual, a destacar:

Antiinflamatorios: Indometacina, ibuprofeno, opiáceos, fenacetina.

Antibióticos: Ampicilina, estreptomicina, etionamida, tetraciclinas, metronidazol, ácido nalidíxico, nitrofurantoína, sulfonamidas.

Antihipertensivos y fármacos para el corazón: Reserpina, clonidina, alfa-metildopa, betabloqueantes (propanolol), hidralazina, lidocaína, prazosín, procainamida, digoxina, IECA, reserpina.

Corticoides.

Fármacos neurológicos y psiquiátricos: Bromocriptina, levodopa, carbamacepina, fenitoína, amantadina, antipsicóticos (butirofenonas, fenotiazinas),baclofén, sedantes e hipnóticos (barbitúricos, benzodiacepinas, clorhidratos).

Antineoplásicos: Bleomicina, trimetroprim, vincristina, azatioprina, C-asparaginasa.

Miscelánea: Cimetidina, acetazolamida, disulfiram, ciproheptadina, metisergina.

Factores funcionales:

Deterioro funcional para las actividades instrumentales de la vida diaria.

Deterioro funcional de las actividades básicas de la vida diaria.La depresión es clínicamente tres veces mayor en pacientes ancianos con deterioro funcional.Factores psíquicos que hay que valorar:

Episodios depresivos previos.

Alcoholismo.

Ansiedad.

Trastornos de la personalidad.

Conflictos no resueltos.

Demencia: la depresión parece ser una complicación característica en la demencia vascular y en la enfermedad de Alzheimer hasta un 25%. La sintomatología depresiva se detectará a través de lo que nos relate la familia sobre el comportamiento del paciente en su vida cotidiana y no por el paciente.

Factores sociales:

La viudedad incrementa la prevalencia de la depresión sobre todo al primer año de la pérdida y la mortalidad del cónyuge superviviente aumenta en los meses siguientes después de haber enviudado.

Pérdidas recientes de amigos o familiares.

Ateísmo o agnosticismo.

Vivir sólo o tener un estado civil soltero.

Bajos recursos socioeconómicos.

Escaso apoyo social.

Anciano institucionalizado, con mayor riesgo los primeros meses y después del primer año.

Cambio de domicilioFACTORES DE RIESGO PARA LA ANSIEDAD EN LOS ANCIANOS.

Es importante reconocer estos factores, porque está muy infradiagnosticada debido al enmascaramiento con síntomas somáticos y por la falta de demanda de ayuda por parte del anciano, lo que produce una mala respuesta al estrés de la vida cotidiana o de las relaciones personales.2Existen factores biológicos, a tener en cuenta trastornos por ansiedad previos y la predisposición genética.

Entre los factores físicos hay que estar alerta ante:

Enfermedades físicas dolorosas.

Cambios recientes en el estado de salud.

Enfermedades médicas, donde destacan las enfermedades cerebrales (epilepsia, sobre todo en lóbulo temporal; enfermedades cerebrovasculares; migraña; neoplasias cerebrales; enfermedad de Huntington; traumatismos craneales y síndromes confusionales).

Otras patologías son: Hipertiroidismo, hipoglucemia, enfermedad de Cushing, hipoxemia (EPOC, asma, anemia, arritmias cardiacas, enfermedades coronarias), alteraciones iónicas, feocromocitoma.

Puede presentarse como efecto secundario de fármacos: Simpaticomiméticos (broncodilatadores), hormonas tiroideas, corticoides, insulina, agonistas de la dopa, tuberticulostáticos, digital, clonidina.

Trastornos psicológicos y entre ellos, trastornos de la personalidad, depresión, demencia, abuso de drogas (no el alcohol) o insomnio crónico.

Como en la depresión también influyen los factores sociales tales como: pérdidas recientes, problemas económicos, falta de apoyo social, cambio de domicilio, institucionalización.BIBLIOGRAFÍA:

1. -
Iruela LM, Sanz-Aranguez B. Depresión en el anciano. Manual práctico en psicogeriatría. Ed. Grupo Aula Médica S.A., 1995: 61-70.

2. - Otero Pérez FJ. Ansiedad en el anciano. Manual práctico en psicogeriatría. Ed. Grupo Aula Médica S.A., 1995: 51-59.

3. - Bárcena Álvarez A, Sánchez Ayala M.I. Fragilidad afectiva en el anciano. Rev Esp Geriatr Gerontol 1997; 32 (NMI)15-20.

4. - Cerdá Díaz R, López-Torres Hidalgo, Fernández C, López Verdejo MA, Otero A. Depresión en personas ancianas. Factores asociados. Atenc Prim 1997; 19:32-43.

5. - Fernández Viadero C. Trastornos mentales habituales en ancianos. En: Vázquez-Barquero JL. Psiquiatría en Atención Primaria. Ed. Grupo Aula Médica S.A., 1998: 477-491.

  Doctor en Psiquiatría Juan de Dios Molina Martin - Nš Colegiado 45639 Madrid - Todos los derechos reservados. Telef. 91 489 16 36