Inicio | Aviso Legal - Política de privacidad | Contacto

Trastornos de la Ansiedad

La ansiedad es una sensación, un estado emocional, que experimentan todos los individuos. Aparece siempre que un sujeto se enfrenta a situaciones estresantes cotidianas, ya que supone una señal de alerta, que pone en marcha una serie de respuestas adaptativas que ayudan a superar el factor amenazante.

Básicamente la sensación de ansiedad es muy similar al estado que domina al individuo con miedo. En ambos casos, además de la sensación subjetiva y psicológica de temor, existen una serie de síntomas y respuestas corporales del organismo (taquicardia, elevación de la presión arterial, respiración profunda, dilatación pupilar, etc.) cuya finalidad es adaptarse a la nueva situación y reaccionar de modo adecuado.

¿Cuál es la diferencia entre miedo y ansiedad?

En el miedo, el sujeto conoce el objeto externo y delimitado que le amenaza y se prepara para la huida o el afrontamiento gracias a una respuesta fisiológica breve. Es por tanto, agudo y provocado por un estímulo conocido, siendo una la reacción normal ante un atentado contra la vida.

En la ansiedad, el sujeto desconoce el objeto, la amenaza es interna, vaga, existiendo una prolongación de la reacción. Es, por ejemplo, la reacción normal al estar en un ambiente extraño donde no se conoce a nadie y la persona se siente incómoda, inquieta, e incluso experimenta leves síntomas físicos.

¿Cómo diferenciar entre ansiedad normal y patológica?

La ansiedad es una señal de alarma; advierte de un peligro inminente y permite a una persona tomar medidas para prevenir la amenaza o reducir sus consecuencias. Cierto grado de ansiedad es deseable para el manejo normal de las exigencias de la vida cotidiana. Juega un papel muy necesario en la respuesta general de adaptación al estrés. Este nivel de ansiedad permite mejorar el rendimiento personal y la actividad, pero cuando rebasa un cierto límite aparece una evidente sensación de malestar y se deteriora el rendimiento. Si el estado descrito se mantiene, aún en ausencia de demandas exteriores o de forma exagerada respecto a la entidad del estímulo, es cuando se habla de ansiedad patológica3, ya que provoca un malestar clínicamente significativo interfiriendo en todos los aspectos de la vida del individuo (deterioro social, laboral, familiar o de otras áreas). (Ver tabla 1).

TABLA 1: ANSIEDAD NORMAL Y PATOLÓGICA

DIFERENCIAS ENTRE ANSIEDAD NORMAL Y PATOLÓGICA

ANSIEDAD NORMAL

ANSIEDAD PATOLÓGICA

Es una respuesta motivada (es explicable cuantitativa y cualitativamente por el estímulo desencadenante).

Es adaptativa (cumple una función, lleva consigo una utilidad para el individuo).

Es adecuada y proporcionada al estímulo.

Tiene menor expresión corporal.

Aparentemente inmotivada.

Desadaptativa (produce un malestar importante y desadapta al sujeto en lugar de ajustarlo).

Inadecuada o desproporcionada al estímulo.

Mayor expresión corporal.

Tabla modificada de Echevarria R y cols, 1998

¿Cuál es la clínica general de la ansiedad?

Tanto la ansiedad normal como la expresión clínica de los distintos trastornos de ansiedad, comparten en gran medida los síntomas que generan en el individuo. Las diferencias estarán en los síntomas del espectro que presentan y la intensidad con la que se dan.

En una respuesta ansiosa se incluyen manifestaciones físicas (motoras y viscerales) y psíquicas. (Ver tabla 2).

MANIFESTACIONES DE ANSIEDAD

SÍNTOMAS FÍSICOS

SÍNTOMAS PSÍQUICOS

Síntomas dependientes del sistema nervioso autónomo:

Palpitaciones, sacudidas del corazón o taquicardia.

Sudación.

Sofocos o escalofríos.

Sequedad de boca.

Desrealización (sensación subjetiva de que el entorno es extraño o irreal; sensación de cambio de la realidad).

Respuesta de alarma exagerada a pequeñas sorpresas o sobresaltos.

Síntomas cardiorrespiratorios:

Dificultad para respirar.

Sensación de ahogo.

Dolor o malestar precordial.

Despersonalización (sensación subjetiva de irrealidad, extrañeza o falta de familiaridad con uno mismo, estar separado de uno mismo).

Síntomas digestivos:

Sensación de nudo en la garganta o dificultad para tragar.

Diarrea.

Sensación nauseosa y malestar abdominal.

Sensación de perder el control, volverse loco o miedo a morir.

Sensación de mareo, inestabilidad o desvanecimiento.

Síntomas del sistema neuromuscular:

Temblores.

Tensión muscular o dolor.

Parestesias.

Inquietud y dificultad para relajarse

Dificultad para concentrarse o sensación de tener la mente en blanco.

Irritabilidad persistente.

Dificultad para conciliar el sueño debido a preocupaciones.

¿Cómo se clasifican los trastornos de ansiedad?

La ansiedad patológica puede presentarse en múltiples circunstancias de la vida. Se puede encontrar acompañando a otros trastornos mentales o constituyendo entidades con características definidas en los que la ansiedad el síntoma dominante.

Crisis de angustia y agorafobia pueden presentarse en el contexto de diversos trastornos de ansiedad, por lo que la descripción y criterios diagnósticos se exponen por separado en el DSM-IV.4Crisis de Angustia: También denominado ataque de pánico. Se caracteriza por la aparición súbita de síntomas de aprensión y terror con sensación de muerte inminente, acompañado por síntomas de dolor torácico, sensación de asfixia y pérdida de control.

Agorafobia: Es la ansiedad o comportamiento de evitación en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil, embarazoso o bien sea imposible encontrar ayuda.

Los Trastornos de Ansiedad como entidad patológica en sí son:

Trastorno de Angustia: Se caracteriza por crisis de angustia recidivantes e inesperadas que causan un estado de permanente preocupación al paciente. Puede presentarse con o sin agorafobia.

Fobia específica: Ansiedad clínicamente significativa como respuesta a la exposición ante situaciones u objetos específicos temidos, con conductas de evitación.

Fobia social: Ansiedad clínicamente significativa como respuesta a situaciones sociales o actuaciones en público del propio individuo. También, existen con conductas de evitación.

Trastorno Obsesivo-Compulsivo: Se caracteriza por la presencia de obsesiones que causan ansiedad significativa junto con compulsiones (actos cuya misión es aliviar dicha ansiedad).

Trastorno por estrés postraumátrico: Es la re-experimentación de acontecimientos altamente traumáticos con conductas de evitación.

Trastorno por estrés agudo: La clínica es similar al trastorno por estrés postraumátrico, pero inmediatamente después de un acontecimiento altamente traumático.

Trastorno de ansiedad generalizada: Ansiedad y preocupaciones de carácter excesivo y persistente durante al menos 6 meses.

Trastorno de ansiedad debido a enfermedad médica o inducido por sustancias.

Trastorno de ansiedad no especificado: Se caracteriza por la presencia de síntomas de ansiedad o conductas de evitación que no cumplen los criterios para ser incluidos en las entidades anteriores. Dentro de este trastorno encuentran:

Trastorno mixto ansioso-depresivo: De alta prevalencia en Atención Primaria, donde existen síntomas de ansiedad y de depresión simultáneamente en un paciente que no cumple criterios de ninguno de los dos procesos.

Síntomas de fobia social, relacionado con el impacto social provocado por una enfermedad médica o un trastorno mental.

Otras situaciones, en las que el clínico confirma la presencia de un trastorno de ansiedad, pero le es imposible determinar si es primario, inducido por sustancias o debido a enfermedad médica.BIBLIOGRAFÍA:

1.
- Kaplan HI, Sadock BJ. Trastornos de ansiedad. En: Kaplan HI, Sadock BJ. Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta psiquiátrica. (8ª ed.) Ed. médica Panamericana Williams & Wilkins, Madrid, 1999: 662-671.

2. - Delgado JL, Martín MV. Trastorno de ansiedad: ¿es un diagnóstico fácil?. FMC, Formación médica continuada en atención primaria, 1998: 5 (8): 533-538.

3. - Echevarria Pérez R, Fernández de Sanmamed Santos MJ, Iglesias Serrano C, Moretó Reventos A, Rodríguez Morató M. Protocolo de Ansiedad y Depresión. FMC, Formación médica continuada en atención primaria, 1997: Suplemento IV: 9-14.

4. - American Psychiatric Association:(APA) Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. DSM IV (4ª ed.) Ed. Masson, Barcelona, 1995: 401-402.

  Doctor en Psiquiatría Juan de Dios Molina Martin - Nš Colegiado 45639 Madrid - Todos los derechos reservados. Telef. 91 489 16 36